Los fallos más comunes en las puertas de garaje automáticas

Reparación de puertas de garaje en Guadalajara

Los fallos más comunes en las puertas de garaje automáticas

La aplicación de tecnologías más sofisticadas en la fabricación de puertas de garaje ha dado lugar a productos de mayor calidad y funcionalidad. Sin embargo, esto no las exime de que, en ocasiones, puedan sufrir averías. Y si algo podemos asegurar después de tanto años dedicándonos a la reparación de puertas de garaje en Guadalajara es que casi siempre se trata de los mismos problemas. Hoy te contamos cuáles son los fallos más comunes que sufren las puertas automáticas de garaje y a qué son debidos.

El origen de los fallos en las puertas de garaje

Puede ser que la puerta de tu garaje se abra pero no se cierre. O bien que no se abra pero cierre perfectamente. O ninguna de las dos opciones, quedando totalmente inmóvil ante tu cara de pócker.  Y también está el tema de los ruidos excesivos que pueden surgir en ocasiones cuando se acciona.

En todos estos casos, tal y como hemos podido comprobar en nuestra empresa de reparación de puertas de garaje en Guadalajara el origen está en:

  • Mando a distancia: Parece la explicación más tonta pero en muchos más casos de los que imaginas es lo que ocurre realmente. El mando pudo haberse quedado sin pilas o sin batería, o bien, puede haberse averiado y no activar los sensores de apertura y cierre. Por eso, el primer paso es probar siempre otro mando a distancia antes de acudir a una empresa profesional.
  • Dispositivo receptor: La señal que hace posible que una puerta de garaje se abra o se cierre automáticamente es recibida por un dispositivo que puede estar averiado o puede sufrir alguna interferencia que impide que lleguen las ondas que lo accionan.
  • Cables sueltos: Otra de las causas por las que una puerta de garaje no se abre o se cierra es porque puede haber un cable suelto o una mala conexión entre los cables del mecanismo automático ¿Y a qué se debe este problema en los cables? Probablemente a las propias vibraciones del motor que terminan haciendo que los cables se suelten, de ahí la importancia de revisar periódicamente la instalación para comprobar que los cables están bien sujetos y ocultos.
  • Fotocélula: Cuando la puerta del garaje se abre pero sufre un fallo en el cierre, el problema suele estar en la fotocélula, un elemento de seguridad cuyo objetivo es que la puerta se cierre sin poner a nadie en peligro. En ocasiones, la fotocélula cree detectar algo y, por seguridad, impide el cierre de la puerta cuando realmente no hay nada en su paso. En estos casos, será necesario revisar o cambiar esta pieza.
  • Falta de grasa: En ocasiones, aunque la puerta llega a abrirse y cerrarse íntegramente, lo hace habiendo mucho ruido o sufriendo traqueteos extraños. Cuando ocurre esto, lo más probable es que haya que engrasar las piezas de la puerta en cuyo caso, es mejor que acudas a un profesional para no tocar nada y evitar agravar el problema.

 

Si sufres alguno de estos problemas en tu puerta de garaje, no dudes en llamarnos. En Inmape contamos con gran experiencia aportando las soluciones más adecuadas para que la puerta de tu garaje vuelva a funcionar perfectamente.

¿Necesitas más información?

Por favor, rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos



91 669 10 56

Envíanos tu nombre y teléfono y te llamaremos a la mayor brevedad posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos

Abrir chat