Falsas creencias sobre las puertas de garaje

falsas creencias sobre las puertas de garaje

Falsas creencias sobre las puertas de garaje

La puerta del garaje es algo con lo que estamos realmente familiarizados. Cada día sacamos y guardamos nuestro vehículo sin apenas dar importancia a cómo es el funcionamiento de la misma o las necesidades que puede tener a la hora de realizar un correcto mantenimiento. Lo fundamental es que sepas que las puertas de garaje automáticas deben contar con unos cuidados específicos para que puedan seguir funcionando con normalidad y, así, evitar posibles riesgos que puedan venir derivados de su desgaste diario. Seguro que damos muchas cosas por supuesto que no son así con respecto a las puertas de garaje, pero ¿son todas ciertas? Te sacamos de dudas entrando en el mundo de las falsas creencias sobre las puertas de garaje.

Descubre algunas falsas creencias sobre las puertas de garaje automáticas  

1- ¿Sigues apuntando hacia la puerta del garaje cuando accionas el mando? Ya puedes dejar de hacerlo. No surte ningún efecto, pero te explicamos la razón. Estos mandos funcionan a través de ondas de radio, que son capaces de traspasar diferentes obstáculos. Esto quiere decir que, presiones desde donde presiones, el motor de la puerta va a responder. 

2- Ten mucho cuidado con la grasa: A pesar de que muchas veces se cree que lo arregla todo, no es así. Es cierto que puede resultar efectiva en su justa medida, pero todo cambia si se echa por exceso. En ese caso nos podemos encontrar con un problema como pueden ser los atascos o las obstrucciones, lo que puede hacer que la puerta del garaje comience a sufrir antes de tiempo o, en el peor de los casos, se estropee. Lo mejor es optar por productos especializados y, dentro de los mismos, apostar por los lubricantes líquidos. 

3- No se puede abrir y cerrar la puerta tantas veces: Es otra de las falsas creencias sobre las puertas de garaje automáticas. Las puertas están para eso, para abrirse y cerrarse, por lo que no hay que tener miedo a utilizarlas. No va a ser eso lo que las estropee, sino un mal mantenimiento o el estar expuestas, por ejemplo, a condiciones atmosféricas muy desfavorables. 

¿Qué te han parecido estas falsas creencias sobre las puertas de garaje? Esperamos que te hayan servido para comenzar a actuar con buenas prácticas y sin miedos. Lo que sí podemos decirte es que, si quieres contar con una puerta de garaje automática en perfecto estado, confía en INMAPE. Somos especialistas a la hora de realizar el mantenimiento de las mismas. ¿Te ayudamos?    

¿Necesitas más información?

Por favor, rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos



91 669 10 56

Envíanos tu nombre y teléfono y te llamaremos a la mayor brevedad posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos

Abrir chat