Mantenimiento de puertas de garaje

Mantenimiento de puertas de garaje

Mantenimiento de puertas de garaje

Creemos que es el momento de que conozcas algunos consejos para el mantenimiento de puertas de garaje. Cada vez son más las comunidades de vecinos, las viviendas o las diferentes empresas que apuestan por las puertas de garaje automáticas. Realmente son más seguras y, además, ofrecen una excelente comodidad a la hora de poder accionarlas con un mecanismo a distancia.  

Descubre algunos consejos para el mantenimiento de puertas de garaje

Seguro que ya sabes que, este tipo de puertas, tienen que pasar revisiones periódicamente que garanticen su buen funcionamiento y, sobre todo, que determinen que se encuentran en perfecto estado y no supongan ningún peligro para los vehículos y peatones que entran y salen del garaje. Como decimos, estas revisiones verifican el estado de la puerta, pero si quieres alargar la vida útil de tu puerta de garaje, existen algunos trucos que pueden hacer que el paso del tiempo sea mucho más llevadero. ¿Quieres saber algunos consejos para el mantenimiento de puertas de garaje? Vamos con ellos: 

  1. Revisa cómo están engrasados los mecanismos: Puede parecer algo obvio, pero es una tarea fundamental de cara a asegurar el correcto funcionamiento de una puerta de garaje. Te recomendamos que hagas esto cada dos o tres meses y engrasando siempre los puntos sobre los que la puerta ejecuta el giro. Lo mejor es que adquieras una grasa líquida en spray para que puedas aplicarla sin ningún tipo de problema. 
  2. Vigilar agua y humedad: Es conveniente que tengas controlados los diferentes espacios de la puerta por donde se pueda filtrar el agua o aquellos en los que se puede generar humedad. Esto es más peligroso de cara a los meses de invierno. Te recomendamos que, si el control de la puerta está próximo a estas condiciones que pueden dañarlo, lo aísles. 
  3. Presencia de insectos: El calor del verano trae la aparición de los insectos. Estos son peligrosos para la salud de nuestra puerta de garaje, ya que pueden llegar a inutilizar los mecanismos de la misma. Existen algunos tipos de repelentes que pueden resultar útiles, aunque si los insectos ya se han instalado en algún punto relevante de la puerta, solo te quedará eliminarlos con un aspirador. 
  4. Limpieza de accesos: Cualquier tipo de residuo que se acumula en la puerta puede causar daños, tales como el descarrilamiento de la misma. La suciedad es un enemigo con el que, si somos cívicos, podemos acabar fácilmente. 
  5. Control de la placa eléctrica: Es conveniente vigilar periódicamente para detectar fallos que, normalmente, pueden ser debidos al sobrecalentamiento.

Ahora que ya conoces algunos consejos para el mantenimiento de puertas de garaje, no olvides que lo mejor es que confíes en profesionales altamente cualificados para el cuidado de las mismas. En INMAPE encontrarás un servicio de mantenimiento de calidad. ¡Cuida con nosotros tu puerta de garaje! 

 

¿Necesitas más información?

Por favor, rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos



91 669 10 56

Envíanos tu nombre y teléfono y te llamaremos a la mayor brevedad posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos

Abrir chat