¿Cuáles son los usos más habituales de un montacargas?

¿Cuáles son los usos más habituales de un montacargas?

Si sigues nuestras publicaciones, sabrás que somos expertos en montacargas. Por eso, queremos aprovechar este nuevo post del blog para ver algunas cuestiones básicas sobre sus usos más habituales y la normativa que les aplica.

¿Qué son los montacargas?

Al decir montacargas, todos imaginamos una plataforma donde se han depositado varias cajas de elevado tamaño que se mueven verticalmente de una planta a otra. De todos modos, esta sencilla imagen debería ser mucho más amplia, ya que un montaplatos de un restaurante, un pequeño elevador de libros o una plataforma que levanta un vehículo en un taller para su revisión también son montacargas. Por tanto, el uso de los mismos no está solo centrado en naves industriales, grandes almacenes o fábricas, sino que a pie de calle, en librerías, talleres o restaurantes también podemos encontrarlos.

Un montacargas es por tanto, un tipo determinado de máquina elevadora, como un ascensor o una grúa, destinados a facilitar tareas de elevación de cargas y que pueden ser movidas a través de fuerza eléctrica, neumática o hidráulica, lo que determina cómo será su mantenimiento. Es importante tener en cuenta que se trata de instalaciones fijas y que no tienen desplazamiento en horizontal, es decir, no mueven la carga de un punto a otro de una nave o local, lo elevan en un sitio determinado. Como hemos indicado, existen otras máquinas elevadores, como grúas fijas, grúas propulsadas, puentes grúa, polipastos… que también se destinan al movimiento de cargas, con el fin no solo de su elevación, sino también de su desplazamiento. Estos sin embargo no se considerarían montacargas en sí. En Inmape Ascensores te recordamos que estos aparatos se destinan al transporte de cargas y no de personas. En caso de que pudieran ser usados por personas, viajando en conjunto o no con la carga, deberían considerarse ascensores y sus requerimientos de seguridad serían mucho mayores. Un ejemplo de esto pueden ser los montacoches de garajes en edificios residenciales, que permiten el transporte del vehículo entre plantas con el conductor dentro del mismo. Como para todo, existen excepciones como los montacargas de obra utilizados en la construcción. En este caso, sí permiten el transporte de personas y materiales, pero conllevan requisitos más específicos con normativa propia.

En el día a día, lo que podemos encontrar en centros comerciales, industrias o locales serán montacargas para el transporte vertical de mercancías y ascensores para el transporte vertical de personas. Lógicamente, a cada tipo de elevador le afectará una norma específica a respetar para garantizar la seguridad y la vida útil de las instalaciones.

La normativa

En cuanto a la normativa, un montacargas es una máquina, y como tal está sujeta a la Directiva de Máquinas de la Unión Europea, a través del RD 1644/2008, que es la normativa encargada de regular su comercialización, uso y mantenimiento.

Esta directiva ha sido modificada y actualizada varias veces desde su primera aplicación en España en enero de 1993, si bien, todos los montacargas que se fabrican e instalan lo hacen conforma al RD 1644/2008, existen en una gran cantidad de montacargas, que se comercializaron bajo versiones anteriores, o incluso que lo hicieran antes de la aplicación de esta directiva. Esto no quiere decir que sean ilegales o no puedan usarse, sino que deberán haberse adaptado en base a las estipulaciones de las nuevas versiones, en función de lo que estas indiquen.

Un ejemplo de esto son las máquinas instaladas con anterioridad a la aplicación de la Directiva de máquinas. Estas pueden ser adaptadas aplicando los criterios y estipulaciones dados por el RD 1215/1997, permitiendo así su uso.

El RD 1215/1997 afecta a cualquier máquina o equipo de trabajo que se emplee para trabajar, incluidos los montacargas, y que no se encuentre homologado bajo las premisas actuales de seguridad.

Más allá de todo lo indicado, es importante tener en cuenta que cada máquina tiene un uso determinado y cumple determinada función. Además, un mantenimiento adecuado de mano de personal especializado es fundamental para un uso seguro de la misma.

¿Necesitas más información?

Por favor, rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos



91 669 10 56

Envíanos tu nombre y teléfono y te llamaremos a la mayor brevedad posible.

He leído y Acepto la Política de uso de datos